Redacción Central

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó sobre el inicio de un plan agresivo de exploración para aumentar las reservas de gas natural con la perforación de cuatro pozos; sin embargo, especialistas aseguran que el país tiene una década de retraso en labores de exploración y que debería estar perforando al menos 20 pozos por año.

“El plan agresivo de exploración para incrementar las reservas de gas arrancó con la perforación de los pozos Itacaray-X1, Sararenda X3D, Los Monos X13 y San Miguel X2ST”, dijo el vicepresidente de Administración de Contratos y Fiscalización de YPFB, Armin Dorgathen, a través de las redes sociales de la estatal petrolera.

Anteriormente, YPFB anunció tiene previsto encarar un total de 20 planes de exploración a lo largo de la gestión 2021.

El analista en hidrocarburos Álvaro Ríos afirmó que, en Bolivia, de cada 10 pozos perforados sólo uno es exitoso, de modo que la exploración de cuatro pozos no es suficiente para reponer las reservas de petróleo y gas natural.

“Por el bajo éxito, deberíamos estar perforado 20 pozos al año y no cuatro”, manifestó Ríos.

Por su parte, el analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, recordó que la exploración en San Miguel, en la provincia Carrasco de Cochabamba, fue anunciada por YPFB desde 2014, mientras que Los Monos, en Tarija, es un área que se exploró desde la década de los 70 y principios de los 80.

“Se hizo anuncio de Los Monos en reiteradas ocasiones. También en varias ocasiones no hubo resultados positivos”, dijo.

Itacaray, en Chuquisaca, también fue anunciado a inicios de 2017 y lo mismo pasó con Sararenda, en Santa Cruz, agregó Velásquez.

El analista aseguró que YPFB debe informar lo que pasó durante los años posteriores al anuncio de esos proyectos. “Ya hubo actividad previa, entonces sería importante ver los avances de YPFB y qué estudios demuestran que pueda haber mayores oportunidades en el caso de la exploración”, precisó.

Velásquez añadió que el país tiene un rezago de casi una década de exploración, por lo que cualquier noticia en exploración es buena; sin embargo, considera que hay que evitar especulaciones porque la actividad exploratoria tiene alta probabilidad de fracaso.

“El hecho de perforar no necesariamente indica que se va a encontrar hidrocarburos; por lo tanto, hay que esperar y no hacer proyecciones”, recomendó el experto.

Por otro lado, afirmó que YPFB no puede asumir todo el riesgo en la exploración, por lo que debe asociarse con empresas privadas.

Rusa Gazprom

La empresa rusa Gazprom y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) trabajan en una hoja de ruta para inversiones y cooperación energética, en la que figura la exploración del campo Vitiacua, ubicado en el municipio de Macharetí.

“Hay nuevos actores, el ingreso de nuevas operadoras generará inversión y empleos en la industria petrolera en Bolivia”, señaló el vicepresidente de Administración de Contratos y Fiscalización de YPFB, Armin Dorgathen.

Explicó que esta área está dentro de un polo del “plan exploratorio” que YPFB desarrolla y es la continuación estructural del megacampo Sábalo.